Tres meses. Ese es el tiempo que ha tardado la factoría de Mozilla en presentar el quinto capítulo de Firefox. Apenas noventa días después de la presentación de su anterior versión. En marzo, la compañía presumía con el lanzamiento de la cuarta versión del explorador web que cada semana que pasa le pega un mordisco a la supremacía de Internet Explorer. Si cabe, sacaba aún más pecho cuando lograba la friolera de más de 200 millones de descargas. Un éxito que aspira a repetir con esta novedad. El tiempo llama aún más la atención si se tiene en cuenta que el periodo de gestación que distanció a las dos anteriores ediciones de este software fue de año y medio.
Este breve periodo no ha impedido que los desarrolladores sean capaces de presentar el Firefox 5 con una cartera de 995 novedades frente a su antecesor. Un largo listado en que se pueden contabilizar distintas mejoras de rendimiento, compatibilidad con estándares HTML5 y un aumento en las opciones de privacidad.
Sobre la velocidad, Mozilla ha querido atajar una de las principales quejas de sus usuarios que han señalado en más de una ocasión que el principal lunar del navegador era el tiempo que tardaba en ponerse en marcha. Hace dos meses, la empresa, presidida por Tristan Ninot en su división europea, realizó diferentes pruebas que tuvieron como resultado que las extensiones eran las culpables de esta ralentización, ya que cada una de estas aplicaciones instaladas retrasaba hasta en un 10% el lanzamiento del programa. Han reforzado la compatibilidad de las extensiones, un asunto que ha levantado bastantes ampollas. El resto de beneficios se corresponden a una mejor navegación -más rápida- y un menor tiempo de respuesta al cambiar de una pestaña a la otra.
Sobre el resto de novedades, han querido facilitar el trabajo de los desarrolladores para que puedan hacer animaciones con código CSS. Pero quizás uno de los aspectos más llamativos es el trabajo que han hecho sobre la privacidad. Si el navegador ya ofrecía un modo de navegación privada bastante eficaz, ahora ha sumado puntos en este apartado con las nuevas opciones de “no rastreo”. Esto permite configurar de manera más sencilla al usuario el grado de información que quierer visible en los distintas webs que visite.
Dispositivos Apple, coto vedado
La quinta versión de Firefox está disponible para equipos que funcionen con Windows, Linux o Mac. Sin embargo, los dispositivos móviles de Apple siguen siendo un terreno prohibido debido a la incompatibilidad del programa con algunas condiciones de uso de la App Store. No obstante, repiten presencia en los terminales Android.
Este lanzamiento pretende confirmar la tendencia creciente que ha hecho que este navegador esté en uno de cada cinco navegadores europeos, siendo líder del mercado en Alemania con aproximadamente el 60% de usuarios. Pero el laboratorio del Mozilla no se para aquí. Si no surgen contratiempos mayores, la sexta versión podría estar preparada durante el verano y la séptima, para fin de año.

And, in at least one case, a charter school is getting federal www.pro-essay-writer.com/ head start funding for preschoolers